Under Hell

Movimiento Punk

Ir abajo

Movimiento Punk

Mensaje  Don Satanas el Lun Mar 29, 2010 7:11 am

El movimiento punk es la subcultura que rodea a la música punk y los aficionados a ella. Usualmente vinculada a outsiders por la cultura popular, las prácticas culturales punks incluyen una serie de códigos de comportamiento, lenguaje, vestimenta y temáticas que se han vuelto recurrentes y que los distinguen. Su principal medio de expresión son los conciertos del género ("escena") y las publicaciones de aficionados ("fanzine").

Historia

Esta era la visión de NO FUTURE que ya para mediados de la década del 70 tenían muchos jóvenes que veían como la sociedad se enfrentaba a una crisis profunda. Parecían haber sido llamados por los hombres de la escuela de Frankfurt (Adorno, Horkheimer, Marcuse, etc...) a llevar de un modo personal la Teoría Crítica. La industria musical cultural había generado un cúmulo de grandes escenarios, donde mega estrellas pop llenas de luces, vestuario y contratos millonarios con las grandes discográficas, simbolizaban la realidad de un estilo de vida que no identificaba a muchos jóvenes que se sentían día a día cada vez más marginados por el sistema.

Londres fue el epicentro, la crisis del petróleo sumada a otros factores habían traído como resultado una importante desocupación, crecimiento de los barrios pobres, falta de respuestas y la perspectiva de un horizonte negro a aquellos sueños de realización que habían sido la meta de las generaciones anteriores.

La distancia entre la producción cultural y la realidad a la que se enfrentan muchos jóvenes de la generación de esa época se fue haciendo tan evidente que la grieta comenzó a originar un emergente. Algunos invirtieron el dinero, que les daban en las interminables colas de desempleo, en una guitarra. En los garajes se empezaron a escuchar ruidos, los chicos no tenían ni tiempo ni dinero para aprender lo que la sociedad decía debía saberse para empuñar un instrumento. Las guitarras se convirtieron en fusiles, tenían mucho que decir y para eso no hacía falta tener una voz privilegiada sino todo lo contrario, una voz que gritara realidades.

El underground estaba tomado, ya no habitado por proyectos de estrellas sino por la más significativa muestra de respuesta cultural a la cultura dominante, muchos jóvenes estaban demostrando que su mundo no tenía nada que ver con el que las generaciones anteriores habían soñado. Todos los símbolos, los parámetros estéticos y todo lo que representara la sociedad quedaba del otro lado de la valla que la misma realidad les había impuesto.

La cuestión era diferenciarse de ese sistema que los había marginado por completo. Crestas que se elevaban por sobre los engominados y prolijos cabellos de los Lores. Borceguíes y ropa militar de fajina, que además de ser la única accesible por provenir de las remesas de tiendas militares, denotaban una posición alejada del utópico sueño de paz y amor de la generación hippie y una actitud de lucha contra los parámetros sociales.

Como toda cultura alternativa generó su propio circuito, tiendas como la deMalcon McLaren donde la ropa reciclada era la opción, lugares donde los grupos se reunían ante un precario escenario y pequeñas discográficascomo Chiswick que nucleaban a la escena musical punk.

El punk crece y la sociedad ya no puede ignorar que algo está pasando. En 1976 Sex Pistols firma contrato con EMI. Una verdadera paradoja, una importante discográfica, digno ejemplo del establishment, hace negocios con el hasta entonces más virulento grupo de la escena punk. La compañía dijo: «Sex Pistols es un grupo pop de esa forma musical conocida como punk rock. Fue contratado por EMI sólo con fines de grabación en octubre de 1976. Según la opinión de nuestros ejecutivos, era un grupo desconocido que prometía. Al igual que muchos otros grupos de diferentes tendencias que hemos contratado, inicialmente controvertidos, pero que con el tiempo fueron aceptados y contribuyeron mucho al desarrollo de la música moderna». Sin duda el texto de EMI se anticipaba en ciertos aspectos al futuro del no futuro. El punk firmaba su acta de defunción prácticamente en el instante que se reconoce su nacimiento. Pero Jhon Lydon, por entonces Jhonny Rotten, la voz de los Pistols y un hombre de una inteligencia poco común, tenía bien sabido su papel. Anarchy llega al puesto 12 en su semana de lanzamiento y EMI queriendo evitar problemas saca de circulación el disco. Los Sex Pistols califican de ilegal la acción y aprovechan la conferencia de prensa para tildar aMick Jagger y a Rod Steward de excrementos sagrados. El divorcio le cuesta a EMI 25.000 libras y el resultado se lee claro: punk 1 establishment 0. Sex Pistols son prohibidos en casi todos los lugares de la gira que habían dispuesto por el país, de 23 lugares solo pudieron realizar su concierto en tres. La música punk sigue creciendo sorteando todo tipo de control. Cruza a Nueva York y de allí al resto de Norteamérica, con exponentes como los Ramones, The Stooges, MC-5, etc... A todo esto los Pistols firman con la discográfica A&M un contrato millonario, pero con el disco God Save The Queen listo para la distribución, la compañía decide prescindir de ellos. La explicación fue que los integrantes del grupo habían destruido los baños de la compañía, habían intentado violar a un par de secretarias y atacaron a un disc jockey. Lo cierto fue que otros artistas del sello exponentes del rock clásico como Rick Wakeman de Yes, Peter Frampton, y otros, hicieron a los directivos una amenazante petición: «o nosotros o ellos». Los Pistols están prohibidos en radio y televisión, sus recitales solo se informan de boca a boca y tocan en lugares como el cine de Londres o en la discoteca Lafayette bajo el seudónimo de SPOTS (Sex Pistols on Tour Secretely). Irónicamente se suben a tocar sobre un lanchón llamado Queen Elizabeth, durante una gran fiesta en el palacio de Buckingham. Las cámaras de T.V. muestran la carroza de la reina Isabel II, seguida por su corte. Por el Támesis, a la par del desfile, navega el grupo que tiene prohibido tocar sobre tierra firme, cantando «dios salve a la reina / ella no es un ser humano...». Media docena de embarcaciones policiales los obligan a amarrar y les ordenan silencio. No escuchan, tocan No Fun, les cortan el suministro de energía, terminan presos después de una batalla de bastonazos y patadas. El single God Save the Queen es el más vendido durante las celebraciones reales, ahora distribuido por Virgin, el sistema intenta controlar las energías de los jóvenes y capitaliza sus productos malditos generando paradojas increíbles. Lydon es golpeado cada dos por tres y su provocativo deambular por las calles se vuelve peligroso contra el mismo, sin embargo se rechaza la propuesta de ponerle guardaespaldas ya que eso lo colocaría en igual posición que las estrellas pop. The Clash tampoco puede tocar en suelo inglés, la otra mitad de la anárquica criatura más brillante que el punk haya engendrado es deslumbrantemente coherente entre sus letras y su forma de vida. En París graban para un programa de t.v. y ante las repetidas peticiones de parte de los técnicos para que bajen el volumen deciden ir al baño para luego de un tiempo volver al set con las ropas pintadas con inscripciones que se leían en pantalla fácilmente: Vous êtes tous des putains. En Bélgica tocan en un festival de Jazz donde les llueven latas de cerveza. Mick Jones detiene la banda y dice: «si quieren que sigamos, retiren a la gente de seguridad». Nadie se atreve, «echadlos», recién allí los belgas comprenden el mensaje de los tipos que sangrando, en algunos casos, sobre el escenario, hacen notarles que su agresión estaba mal dirigida. The Clash dice «bien, sigamos», pero en lugar de tomar sus instrumentos del piso, toman las latas y empiezan a tirarlas sobre la audiencia. The Clash es a los Pistols lo que fueran los Stones a los Beatles, un paso más allá. Atraen menos chicos en busca de pogo y salivazos y más intelectuales. Proponen más, hablan de política, de soluciones futuras, de revolución y sobre todo de acción. Son la guerrilla empuñando guitarras como fusiles. El universo político, económico y social son expresados por ellos en una doble tarea: palabras y hechos. Canalizando el nihilismo hacia una política radical contestataria los Clash estaban lejos de la otra forma de vivir elpunk, forma cuyo máximo exponente era sin duda Lydon: «yo nunca he tenido puntos de vista políticos, ni los tendré. Me he preocupado siempre de mí mismo y seguiré haciéndolo». En Estados Unidos las diferencias se hacían evidentes. Dee Dee Ramone, decía por ejemplo: "Los punk británicos son unos amargados. Cantan canciones sobre el problema de no tener trabajo y eso no puede ser muy alegre, nosotros también estabamos en el paro cuando empezamos y eso no nos impidió hacer canciones divertidas. Ellos tienen una mentalidad muy negativa. Y odian Estados Unidos. ¿Cómo se atreven?". Lo cierto era que el punk crecía y que cada uno tomaba lo que más le convencía haciendo que el abanico de actitudes y propuestas se abra de manera desmedida. La pulsion que había generado al punk empezaba a desvirtuarse, corromperse, resignificarse y a variar en muchos aspectos. El establishment, como ocurre siempre con lo emergente, encontró la vieja receta, encontrándole al punk un lugar adentro y mostrando su gran capacidad de adaptar todo aquello que pueda comercializarse. Así las vidrieras de las cadenas más importantes mostraban en alguna de sus vidrieras remeras con inscripciones como Punk Rules o dibujos de cadenas, alfileres de gancho y demás símbolos característicos del movimiento. Estados Unidos manejó el tema de otra manera, mucho más americana. Mientras Gran Bretaña ve al punk como una amenaza, los norteamericanos no pierden el tiempo; los grupos de éxito pasan del underground al sistema rápidamente, anulando en cierto sentido, con esa actitud más liberal, la esencia misma del movimiento. Después de las revoluciones sociales propuestas por beatniks, hippies, etc... Estados Unidos simplemente no resistió. El punk parecía un negocio más que una amenaza. Allí también florecieron de la noche a la mañana innumerables grupos underground que en lugares como el míticoC.B.G.B. reunían a los aficionados de cosas nuevas. Así el estallido generó una nueva escena en la esfera artística. Todos en la misma bolsa; quien fuera nuevo a fines de los 70 era sinónimo de punk, fuera Talking Heads, Devo, u otros artistas que aunque estaban lejos de la radical propuesta punk debían compartir ese circuito alternativo que había emergido de la grieta entre necesidad de cambio y la propuesta que hasta el momento ofrecía el mercado del entretenimiento.

Punks

El punk apareció como movimiento musical, los Estados Unidos, principalmente Nueva York (Estados Unidos), a mediados de la década de los 1970, tomando como base agrupaciones de rock duras y violentas como The Stooges de donde saldría Iggy Pop y MC5 de la ciudad de Detroit

El origen del punk se sitúa en una sociedad anglosajona entonces saturada de clichés y convenciones estereotipadas. Jóvenes de los dos países, inspirados por las actitudes transgresoras del rock -y en especial por el sonido del garage rock-, comenzaron a mostrar sus propias formas de rebeldía contra los roles socioculturales, que consideraban hipócritas y tensos, expresándolo a través de transgresiones y provocaciones estéticas, musicales y culturales. El punk fue primeramente un fenómeno estético-musical, que generó una moda generacional en los 1970, que más tarde fue tomando la forma de un movimiento estético-filosófico que se convertiría en una cultura.


La filosofía y la estética punk

La forma originaria del punk era un tipo de rock sencillo y ruidoso para expresarse con sus propios medios y conceptos. Entre los primeros grupos musicales representantes del punk están los Ramones, The New York Dolls, Velvet Underground, la banda de ou Reed, Blondie, Black Flag y la cantante Patti Smith, también oriunda de Detroit. Casi inmediatamente el punk cruzó al Reino Unido donde proliferarían agrupaciones como Sex Pistols, The Clash, The Damned, Siouxsie & The Banshees, The Pretenders, The Jam, The Cars, The Stranglers y Adam & The Ants, además de David Bowie y Marc Bolan de T. Rex, quienes también lo exploraron. Los Ramones se presentaban a sí mismos como banda de rock, sin pretensiones declaradas de mensaje directamente innovador o rompedor salvo en lo musical.

Por otro lado había una forma de transgresión, buscando liberarse de los estigmas sociales. Esta rama no daba explicaciones y buscaba incomodar a lo establecido chocando, ofendiendo y molestando al buen gusto, la moral y la tradición. Se buscaba básicamente la provocación a través de demostraciones de transgresión estética o giros de lenguaje contradictorios, absurdos o insolentes. Es el estilo que popularizaron los Sex Pistols, relacionado ligeramente al nihilismo y otras formas de escepticismo.

Más adelante, especialmente con la aparición del hardcore punk y marcado por la herencia de la actitud del colectivo Crass, se hizo presente todo un abanico de enfoques de crítica social, posicionamientos políticos, y afinidad a campañas de protesta. El ejemplo musical más clásico son Crass y The Clash.

La filosofía punk puede resumirse en:

* "Hazlo tú mismo" o "hazlo a tu manera".
* Rechaza los dogmas y cuestiona lo establecido.
* Desprecia las modas y la sociedad de masas (aunque su estética también puede considerarse una moda preestablecida por el punk).

En sus canciones, estas bandas expresan un serio descontento con los sistemas e instituciones que organizan y controlan el mundo. En ocasiones también la música sirve de plataforma para propuestas filosóficas e ideológicas. Durante la década de los 80, el punk en Estados Unidos estuvo permeado de contenidos políticos, principalmente progresistas, en oposición al gobierno conservador de la época. Ejemplos de esta época son las bandas Dead Kennedys y Bad Religion. En Europa, el punk es una música especialmente utilizada como medio de difusión por gente afín a movimientos políticos y sociales "outsiders", mayoritariamente de izquierda, aunque existe una corriente de derecha que lo utiliza.

Contenido político

El movimiento punk no es un movimiento políticamente posicionado, aunque sí ha tenido un componente de crítica sobre el malestar de la juventud sobre el rumbo de la sociedad contemporánea. Por lo pronto el punk siempre se ha mostrado como una corriente que discrepa de los estereotipos de estilos de vida y expectativas juveniles del "establishment", la educación convencional, las reglas de la estética, y los medios de comunicación de masas, sin embargo ello no conlleva necesariamente la adopción de una ideología política específica. Una Bandas que mas adoptado este contenido es Green Day.

Cuando la música punk y la cultura punk contiene algún mensaje político, deja atrás el nihilismo y decadentismo original. Aparecen mensajes con carga social, esta línea de mensaje se esbozaba a veces en el punk original, aunque, más que una intención política premeditada, era más bien un fenómeno reactivo de creación, ante una sociedad que consideraba estrecha. Variando de intensidad según el tiempo o el lugar, las afinidades ideológicas del movimiento punk se han manifestado en la extrema izquierda, expresiones favorables a la democracia, o algún tipo de libertarismo, o al ecologismo político.

Principales corrientes estéticas y filosóficas

Situacionismo y transgresión

La manera en que los Sex Pistols popularizaron su particular forma de punk rock tiene que ver con la afición de su mánager, Malcolm McLaren, hacia la filosofía cultural del situacionismo. Cuando comenzó a representarles, McLaren ideaba una forma de estética basada en el rock de Nueva York (Ramones, Richard Hell) y el sonido Garage, junto a diversas y -aún hoy- confusas actitudes de provocación que recogía en diferentes ambientes creativos. McLaren es un artista y diseñador influido por el situacionismo y desde antes de los primeros momentos de los Sex Pistols buscaba crear una estética nueva y rompedora que hiciese saltar por los aires los conceptos del momento referentes a estética, comportamiento y música, y al mismo tiempo demostrar que puede convertirse en negocio. Su idea era conseguir cambiar el significado de lo que es normal, lo que es bonito, lo que es correcto, mediante la reiteración de la costumbre y la publicidad.

El punk favoreció un ambiente de intervención estética transgresora. Muchos de los motivos estéticos del punk que siguen vigentes como arquetipos del mismo aparecieron en aquella primera época, como cortes de pelo (pelos de punta, teñidos de colores verdes, azules...crestas, cardados...), ropa rota o mal cosida, imperdibles u otros accesorios dispuestos por la ropa... También se utilizaron mensajes y símbolos en un principio sin representar corrientes masivas: ejemplo de esto son los símbolos anarquistas por un lado, y los símbolos nazis por otro. En ambos casos se trataba a menudo más de una provocación que de un alarde de posición.

La "Escena Hardcore"

Una parte particularmente activa de la cultura punk ha girado en torno a las vertientes musicales de punk más enérgico, conocidas como hardcore que aparecen a partir de 1978. A partir de los años 80 el hardcore se convirtió en un estilo de música muy imitado en muchos países, por su facilidad de ser tocado y por la energía que transmite para una juventud buscando motivación y emociones. Al surgir este estilo hicieron presencia un gran número de bandas con mensajes más radicales que las corrientes anteriores, tanto en posicionamiento de análisis social e ideológico, como en otros temas surgidos también de la insatisfacción social, pero que se encaminarían hacia una temática positiva y motivacionista, a veces incluso contraria al uso de drogas.


Frecuentemente no es una escena tan centrada en la estética como el punk anterior, sino más enfocada a ponerle música a formas de comunicación entre los jóvenes tal cual son, pero sin paños calientes sobre la frustración social que les lleva a interesarse por una forma de expresión como es el punk.

Las ciudades más destacadas donde se originó y desarrollo el hardcore fueron Nueva York, Los Ángeles, y Washintong D.C., entre otras. Aunque tienen muchos rasgos comunes, sobre todo en las primeras épocas de los 70 y 80, cada una desarrolló su particular estilo y filosofía. La escena hardcore se difundió especialmente a través de la subcultura del skate (ver skate punk).

Punk y movimiento hippie

Los punks criticaron a los hippies acusándolos de blandos y atribuyéndoles un exceso de mística, si bien ambos movimientos comparten ideales, como la tolerancia, la diversidad creativa, la libertad de expresión y la crítica al sistema establecido y los valores convencionales. Además los hippies fueron de los primeros movimientos dentro del rock en experimentar con formas de convivencia alternativas, como comunas, como también haría más tarde el punk. Los hippies seguían una estética y un discurso básicamente positivo, pero, visto que las décadas anteriores de estos movimientos culturales no habían removido definitivamente los sistemas políticos y de valores de la sociedad, el punk optó por ridiculizarla y confrontarla de forma directamente chocante.

En los movimientos culturales alternativos ha existido alguna fusión natural de ambos movimientos, de modo que pueden existir personas que formen parte cruzada de los mismos sin atenerse a las etiquetas estereotipadas que los definen.

"Straight edge" y "Destroy"


La tendencia transgresora, desde un principio, de las corrientes del punk, dio cabida a actitudes que pretendían romper los roles sociales y estéticos, y dando con ello espacio a comportamientos más o menos autodestructivos o negligentes, fenómeno conocido como estética Destroy. Este fenómeno es uno de los arquetipos del joven punk; sin embargo, existían posturas dentro de los ambientes punk que no sólo eran críticas con la sociedad establecida, sino también con el comportamiento de los jóvenes rebeldes: Como contrapunto, el llamado straight edge, asociado originariamente al círculo de hardcore punks de Washington, D.C, se posicionaba contra el estereotipo del rockero cercano a las drogas y la desmotivación. De algún modo, esta respuesta, sin pretensiones de movimiento en un principio, significó una diferencia con la filosofía punk del "no future": punks que pensaban que todo estaba perdido y no había más motivo para intentar mejorar la situación o para ser personas activas, por ello se entregaban totalmente al alcohol, drogas o cualquier otra cosa que los alejara de la realidad haciéndolos espectadores pasivos de la vida.

Aunque no era la única línea existente al respecto dentro del punk, la corriente straight edge respondía a un posicionamiento vital alternativo que intenta concretar y pulir el significado del punk como reacción a estándares socioculturales.

Normalmente la temática del straight edge gira en torno a:

* enfoques positivos sobre las cualidades de la juventud, la amistad, la satisfacción de esforzarse por un objetivo, o la participación en un proyecto común -especialmente lo que a veces se llama escena hardcore, o la subcultura punk-.
* sugerir el abandono de las drogas, el tabaco y el acohol.
* formas de ecologismo social como el vegetarianismo.
* Algunos sXe optaron por planteamientos mucho más estrictos evitando también la cafeína, el sexo promiscuo, o posicionándose a favor del vegetarianismo o el veganismo.

El straight edge supuso, en cierto modo, una de las consolidaciones de estéticas y planteamientos dentro del punk directamente enfocados hacia una vida sana, intentando proponer un enfoque positivo de la frustración juvenil.

Anarcopunk
Artículo principal:

Aunque la famosa canción de los Sex Pistols "Anarchy in the U.K." no era una propuesta seria, sino una visión caricaturesca e irónica de los miedos del pensamiento establecido inglés, el anarquismo fue desde muy pronto un recurrido punto de interés para los aficionados al punk (anarcopunk), hasta el punto de que en ocasiones, tanto dentro como fuera de ambos movimientos, se llega a confundir uno con el otro.

Uno de los primeros grupos de punk en afirmar su adscripción al pensamiento anarquista fueron Crass, que con sus acciones y pequeños movimientos organizados marcaron una pauta repetida por una gran mayoría de los colectivos punk de izquierdas de todo el mundo. Otro grupo con una orientación política similar fue Dead Kennedys.

Queerpunk


Queerpunk es un movimiento cultural y social aparecido dentro del punk a mediados de los años 1980 a partir del Queercore. Unifica a una especie peculiar de punk que rechaza las reglas heteronormativas y la cultura gay “establecida”, y que ante la evidente homofobia dentro del movimiento con el que se identifica crea su propio espacio de activismo y creación. El homocore tiene expresiones esencialmente musicales, aunque también incluye expresiones en fanzines, cine y otras formas de arte. La banda musical más famosa es Pansy Division, y Bruce LaBruce viene a ser su embajador en el mundo del cine.

Riot Grrrl

Riot Grrrl (o Riot Grrl) es un movimiento musical feminista que alcanzó el pico de su fama en la década de 1990 pero continuó con una significativa influencia sobre la cultura musical alternativa del grunge.

El término Riot Grrrl es también una designación de género, referida al movimiento inicial cercano a la música punk y a todo su arco de influencia, las autodenominadas Riot Grrrls, quienes proclaman y fomentan una manera de actuar feminista tomada del movimiento punk -el "hazlo tu mismo/a"- una forma de organizar a todas las bandas musicales integradas sólo por mujeres, festivales musicales exclusivos o especializados para mujeres, grupos de reunión y publicaciones independientes feministas.

Ecologismo y animalismo

El ecologismo ha sido uno de los intereses de un sector del movimiento punk. Muchas bandas han venido citando en sus canciones los problemas de la contaminación, la explotación desmedida de los recursos por la sociedad industrial y el mercado de consumo, el cambio climático y el calentamiento global, etc. Este tema ha llegado incluso a formar un pilar fundamental de algunas de sus corrientes, ya desde los tiempos de la banda pionera Crass. El crustcore y el straight edge son vertientes del punk en que abundan las letras sobre ecologismo político.

Muchos de los colectivos o ambientes punk se declaran colectivos pro-ecologismo y pro-derechos de los animales. Suele haber grupos dedicados a la organización de charlas y la edición y distribución de literatura ecologista y política, ecologismo en los hábitos de consumo, agricultura, vegetarianismo y alimentación vegetariana, veganismo, etc.

El discurso animalista también hizo que el punk se aproximase a filosofías de carácter espiritual como el hinduismo, el budismo, o el Hare Krishna.
Anti-religión

El punk se presenta como una cultura mayoritariamente atea (también antiteísta o irreligiosa). Un sector del movimiento punk hace énfasis en este aspecto criticando constantemente a las costumbres de religiosidad social del cristianismo al uso, por considerarlas hipócritas, y a las instituciones y discursos religiosos en general, por considerarlos un disfraz del control social y el mantenimiento de posiciones de poder. El ateísmo más racionalista dentro del punk opta por un discurso que parte de la negación de la idea de "Dios" y de toda clase de misticismo

Pero también hay declaraciones directas de afinidad con ideas religiosas vinculadas a algunas bandas musicales o seguidores del punk. Una de las primeras inclusiones de afinidades religiosas en el punk puede considerarse Bad Brains, uno de los grupos pioneros de hardcore, afines al rastafarismo. También son conocidas afinindades con religiones orientales como el Hinduísmo y el Budismo.

También hay una numerosa posición agnóstica o desligada de la discusión religiosa.
Cyberpunk

El cyberpunk surgió como género cinematográfico de ciencia ficción. Se basa en los supuestos de una sociedad futura hipertecnológica, y recrea situaciones donde las máquinas y el poder político y económico han desnaturalizado la sociedad humana. De este género surge una filosofía y estética que adapta la crítica social y el activismo a un mundo cada vez más tecnologizado, donde esta tecnología puede servir a intereses mediáticos, económicos, militares o geopolíticos, atropellando soslayadamente derechos humanos y sociales a través de los vacíos legales sobre los que innova.

Esta temática enlaza con las nuevas corrientes filosóficas y sociológicas que analizan el significado de la verdad como un consenso, y los engaños convencionales que pueden surgir de ello. Un ejemplo de esta propuesta filosófica son las películas Ghost in the shell, Matrix y Blade Runner (siendo esta última la precursora y principal fuente de inspiración del género). Estas corrientes guardan algunos paralelismos con la filosofía oriental.

Métodos de intercambio
Comunicación independiente o "underground"

Durante los 80 y 90 el punk y el hardcore, al igual que otras músicas independientes, formaban una especie de red internacional no planeada a través del correo. Los aficionados a estos estilos de música y a los planteamientos políticos anexos, intercambiaban discos, fotos, panfletos, zines y fanzines. En la publicación de los fanzines se popularizó la entrevista por correo, que permitió a los interesados conocer grupos musicales y ambientes locales de países lejanos cuando aún no era un género presente en las discográficas comerciales, los medios de comunicación de masas o las modas, y antes de la aparición de internet. Incluso a veces se aprovechaban las carpetas de los discos de vinilo como medio de transporte de variados panfletos o flyers, que los intermediarios iban metiendo, hasta el comprador final.

La publicación de zines, discos y cintas de casete, con recopilaciones de grabaciones de músicos de hardcore y punk -muy a menudo de baja calidad de sonido- , conformó una vital subcultura underground, con formas estéticas, de producción, difusión y comunicación propias. Esta comunicación permitió también la amistad y colaboración entre ambientes punk y políticos de lugares alejados geográficamente, y enriqueciendo las oportunidades de tocar en directo de las formaciones musicales.

Algunas voces reclaman para Internet el carácter de comunicación activa "a escala humana" que este tráfico de información tiene dentro del punk y las subculturas underground.

El carácter de estos circuitos de comunicación e intercambio, y del propio movimento punk, a menudo van acompañados de planteamientos de libre copia y difusión o anticopyright de las grabaciones y los textos.(Ver copyright y copyleft)

También se ha hecho y se hace uso de las ondas radiofónicas en la forma de radios libres (es decir, sin autorización expresa oficial para emitir, contrastando con las grandes cadenas radiofónicas asentadas sobre estructuras comerciales), organizadas por colectivos vecinales, culturales o reivindicativos.

Medios amateur o "alternativos" de edición.


El movimiento punk definió sus propios lemas y parámetros de comportamiento en políticas de edición musical que respondían a a su carácter de subcultura underground carente de medios organizados, intenciones y planteamientos sociales o políticos, o la idea de la cultura escala humana y vecinal:

"Hazlo tú mismo"

* "Házlo tú mismo" (Do it yourself) se refiere a la organización y/o elaboración de resultados sin acudir a las vías generalmente aceptadas como habituales, como pueden ser medios de comunicación de masas, grandes empresas discográficas, editoriales literarias, o instituciones culturales oficiales(ej. Las Sucias Rtas de P.R.). Esto generó la aparición de pequeños sellos discográficos, asociaciones, pequeñas editoriales o individuos que llevaban a cabo publicaciones más o menos caseras, e innumerables referencias discográficas. Con esta motivación los circuitos punk se llenaron de productos editados con medios baratos o incluso domésticos, y distribuidos de mano en mano:

* discos de vinilo, especialmente de 7",
* edición y venta aceptada de casetes de audio, a menudo duplicados y/o grabados con aparatos domésticos,
* portadas, libros y periodismo amateur reproducidos por fotocopiadoras,
* videocassettes de edición casera

Dado el carácter inmediato no profesional y "casero" de muchas de estas producciones, la deficiencia de la calidad de sonido o impresión se volvió una marca estética y una garantía de autenticidad underground, acompañada de un discurso crítico hacia el mercado lucrativo musical o artístico, las grandes compañías discográficas o los grupos de rock y pop famosos.

"Sin beneficio"

* "Sin beneficio"(Non Profit) es el lema de la política de edición y distribución con que se declara que los productos han sido puestos en circulación sin fines lucrativos. El autor y el vendedor defienden que su distribución y venta está motivada por la comunicación y la expresión, y el precio de venta final suele superar los costes de producción sólo lo suficiente para pagar la distribución, o donar unos pequeños beneficios a alguna asociación o causa sociopolítica. El dúo británico Active Minds editó algunos flexi-ep, discos de vinilo de 7" muy finos de una sola cara que permiten una reducción considerable del precio. Durante los años 90, se popularizó la aparición de etiquetas que decían "no pagues más de (X) pesetas" y "si te piden más, róbalo".
* Ediciones benéficas: las inquietudes políticas de este movimiento juvenil se sirven de la edición musical para recolectar fondos para causal sociales, políticas o ecológicas, o financiar campañas o asociaciones. En los circuitos underground los autores partidarios de la libre difusión o anticopyright celebran que se dupliquen y distribuyan sus obras para algunas causas.

Anticopyright y Anti-cd

* Anticopyright: Estos tipos de comportamiento editorial también estaban relacionados con políticas de libre difusión, a veces llamados "no copyright" o "anticopyright". Muchos autores consentían, autorizaban -mediante avisos en las caratulas-, incluso alentaban y celebraban, la libre copia y venta de sus creaciones. Una gran cantidad de aficionados al hardcore punk han defendido y defienden que su participación musical o cultural no tiene vistas a la fama o el lucro. Se critica a su vez a los grupos de rock y pop, a quienes se acusa de servirse de la música popular y de la rebeldía del rock y de las leyes de propiedad intelectual, para lucrarse y convertirse a en parte del las modas y el "stablishment".

* Bootleg: Los bootlegs son ediciones no autorizadas de baja calidad. Eran grabaciones de conciertos hechas con grabadoras de mano, o recopilaciones de discos de artistas, hechas por seguidores, puestas a la venta como rarezas o ediciones paralelas. Aunque a algunos grupos les parecía incorrecta esta práctica, otros han dicho estar de acuerdo o restarle importancia.

The (International) Noise Conspiracy retrasaron cerca de un año la aparición de su larga duración del 2004, debido a discrepancias respecto a las leyes editoriales estadounidenses, que obligan a insertar en el diseño de las caratulas una etiqueta de aviso del FBI sobre violación de derechos de autor. El grupo no está a favor de que se prohíban el uso y copia libres de sus trabajos, por lo que se negaron a incluir una advertencia con la que no se comprometían.
Véase también: Copyright y Copyleft

* Anti-cd: Anteriormente a la expansión de los equipos de copia y reproducción domésticos de discos compactos, algunas voces dentro del hardcore punk defendían que los colectivos culturales vecinales, y los grupos de música popular joven, debían boicotear la puesta en el mercado de dichos sistemas.

Sus argumentos eran

* lo consideraban una manipulación consumista de las necesidades de la sociedad. Se oponían a la creación de formas de poder de transformación social para las grandes empresas industriales que, a través de la alteración planificada de los estándares de consumo, mantendrían el control sobre los espacios de mercado definidos por las propias industrias.
* defendían el mantenimiento de estándares de edición que por aquél entonces eran los que estaban al alcance del consumidor medio, y ampliamente extendidos
* desconfiaban que la reproducción en cd fuese una garantía de abaratamiento de los precios de la música, por lo tanto lo consideraban otra herramienta manipulable por las grandes discográficas.

Estos argumentos venían definidos por el hecho de que las patentes de los sistemas de reproducción de audio estaban en ese momento en manos de grupos como Phillips y Sony, poseedoras además de intereses directos en el mercado musical, acusados por el movimiento punk de valerse de la cultura popular juvenil para lucrarse, y deformar los mensajes contestatarios e inconformistas del rock a través de la creación de modas y estéticas banales.
Esta propuesta de boicot tuvo relativa aceptación, de modo que muchos grupos fueron reacios a comenzar a editar su música en cd, y los colectivos punk a distribuirlos.

Distribuidoras

En algunos países, reciben el nombre de distribuidora o distro los grupos o individuos bajo un seudónimo, que dedican tiempo y medios a la venta de material editorial y merchandising relacionado con el movimiento punk. Suelen estar definidas por las políticas editoriales mencionadas, aunque en algunos casos se ha convertido en un pluriempleo de subsistencia. Funcionan a través de la venta por correo o la venta directa en eventos y conciertos, y a menudo se ha practicado el trueque de material entre colectivos y distribuidoras.
Colectivos culturales punks

Alrededor de la música punk o sus planteamientos han surgido algunos grupos activistas, organizados. Asociaciones motivadas por los planteamientos punk pueden aparecer mezclados con otros grupos juveniles, colectivos de okupas - a través de los denominados espacios alternativos-, sindicatos u otras asociaciones reivindicativas, campañas o grupos ecologistas, Comunas, cooperativas, grupos de artistas y colectivos musicales, movimientos subculturales.

Estas organizaciones pueden poner en marcha: actividades culturales (conciertos, exposiciones, teatro, cine o vídeo...), cursillos y talleres, charlas y jornadas temáticas -generalmente con contenido social y político-, espacios artísticos, espacios para movimientos sociales, movimientos políticos, ONGs, campañas de reivindicación, organización de contrainformación, iniciativas editoriales (literarias, musicales, vídeos, merchandising, etc.), restaurantes alternativos, (ecológicos y a precios reducidos).

Desgraciadamente existen en Madrid y otras grandes capitales europeas participantes de este movimiento que carecen de esta iniciativa y se sienten más cercanos a la ideología maturranga, tal y como los denomina la jerga madrileña.

Libros sobre ideología punk y/o contracultura afín

* O'Hara, Craig, The Philosophy of Punk, AK Press, 1999 ISBN 1-873176-16-3
* Ensayo Manifiesto Punk por el doctor Greg Graffin cantante de Bad Religion. Se puede leer en castellano en internet
* Filosofías del underground. Luis Racionero.
* La hipocresía social: breves ensayos anticonvencionales, Alex Hadjian. Buenos Aires, 2008. ISBN 978-987-605-134-7
* Rocha, Servando, Agotados de esperar el fin. Subculturas, estéticas y políticas del desecho, Virus editorial, 2008 ISBN 978-84-92559-01-5
avatar
Don Satanas
Admonster

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 11/01/2010
Edad : 25
Localización : Hell

Ver perfil de usuario http://underhell.foromx.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.